Ruta turístico-cultural Paco Rabal

Águilas

La Asociación MILANA BONITA, Paco Rabal en el recuerdo  no tiene otra finalidad que la que impulsó su nacimiento: poner en valor cualquier perfil que contribuya a mantener vivo entre la ciudadanía al actor español más internacional.

Y esta ruta turístico-cultural, en la que se plasman los lugares más inherentes a la relación entre Paco Rabal y su pueblo, solamente pretende aportar la silueta, tal vez, menos conocida de una persona que siempre enarboló su pasión por la tierra que lo vio nacer.

Cómo disfrutar de la ruta

Mediante Google Earth (recomendado), Google Maps, Google Tour Builder o leyendo más abajo.

Desde un móvil o tablet

En móviles y algunas tablets es necesario tener instaladas las aplicaciones.

Desde un ordenador

No es necesario instalar ninguna aplicación, son accesibles desde cualquier navegador.


Ruta turístico-cultural Paco Rabal – Águilas

Itinerario

1. Calle Francisco Rabal

Archivo General de la Región de Murcia. Fondo Fotográfico Ángel Martínez Requiel. FOT_NEG-026-73_36.

La calle Francisco Rabal es muy corta y algunos ciudadanos mostraron su descontento porque hubieran querido para él algo más vistoso y significativo. Es una calle de apenas 50 metros que, en aquellos momentos, tenía,  en un extremo, un comercio de alimentación, “El Perula”; y en el otro, un bar-taberna, «El andaluz”, de los que gustaban a la sencillez del actor. Y Paco, que siempre solía ver el perfil bueno, o menos malo, de las cosas, hizo gala de sus dotes de repentización poética y trovera:

…que esta es una calle chula,
pues comienza en El Perula
y acaba el El Andaluz,
por donde todo el mundo circula.

Sirva este detalle, entre miles, para ir conociendo a Paco Rabal y adentrarse en la personalidad de un hombre que nació con la ternura de la sencillez en su adn y llegó al final de la vida sin perder su sombra. La calle Francisco Rabal, efectivamente, no es una gran avenida, pero lleva el nombre del aguileño más universal, del actor español más internacional. Y eso, ya, le otorga un rango muy singular.

También a escasos metros del extremo poniente de la calle se encontraba el Cine Salón Ideal, en el que Paco Rabal vio por primera vez la magia del celuloide. Contaba que fue en 1932, tenía 6 años, y que fue una película de vaqueros,“Luz de montana”, de la que no hemos encontrado referencia alguna.

2. Casa de la Cultura Francisco Rabal

La Casa de la Cultura que lleva el nombre del actor, además de ser un icono para las manifestaciones artísticas y la iniciativa cultural, supone un puente entre la vida del actor y la inmortalidad de tantísimos personajes inolvidables. Porque justamente cuando ya no tenía nada más que demostrar; cuando, de la mano de Azarías, había alcanzado el universo de los mitos, esta instalación cultural vino a colocar el germen de su permanencia en la vida social y cultural de su pueblo.

Su inauguración, en marzo de 1991, contó con la asistencia, además de las autoridades locales, del consejero de cultura de la Comunidad de Murcia y del también inolvidable Rafael Alberti, que mantuvo siempre con Rabal una estrechísima relación de amistad… y complicidad.

Paco Rabal, sin pretenderlo, fue un personaje único. El ministro Manuel Pimentel se desplazó hasta Águilas, hasta esta Casa de la Cultura, para imponerle a Rabal la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, que le había sido concedida por RD 2895/1998, de 23 de diciembre.

Diez años después de que la Asamblea Regional de Murcia, por el Decreto 32/1990, nombrara a Paco Rabal Hijo Predilecto de la Región de Murcia, el Ayuntamiento de su pueblo, y en este escenario tan propio en su idiosincrasia, le otorgaba el reconocimiento de Hijo Predilecto de Águilas.

El 31 de agosto de 2001 subió Paco Rabal por última vez al escenario del salón de actos de su Casa de la Cultura. Y ante la urna que contenía sus cenizas, llegada desde Burdeos, fueron desfilando, durante toda la madrugada, cientos de personas que, en su práctica totalidad, acompañaron al cortejo fúnebre hasta la Cuesta de Gos.

3. Milana bonita, Calabardina

Desde 1969, la casa de Paco Rabal en su pueblo, y que en los años 80 hizo el actor recaer sobre ella el nombre de Milana Bonita, se convirtió en su rincón de descanso; y el elegido para el reencuentro con sus gentes, con sus raíces; bien porque era reparador para él después de varios meses viajando de un país a otro y trabajando bajo las directrices de los más internacionales y prestigiosos directores de la cinematografía universal; o a relajarse tras una película cruda y exigente, y habiendo somatizado, porque era su método, al personaje que acababa de interpretar.

Las tejas las hizo traer desde las ruinas de su casa de la Cuesta de Gos, y posteriormente, los azulejos con el nombre de Milana Bonita fueron obra de Inocencio y Juan Larios, famosos y exquisitos ceramistas lorquinos.

Por aquí desfiló un ingente número de actores, actrices, directores y personalidades de las más diversas artes literarias, pictóricas… y, por supuesto, cinematográficas.

4. Bar de Miguel, Calabardina

A la esponta, o abrigo, del emblemático Cabo Cope, a escasos metros de un artesano embarcadero de madera, y ubicado casi enfrente de su casa, Milana Bonita, el Restaurante Calabardina, popularmente conocido por “el Bar de Miguel”, era el recibidor social donde Paco Rabal solía agasajar a quienes iban a visitarlo, a saludarlo…

5. Central nuclear/Marina de Cope – Cuesta de Gos

Aquí, entre Calabardina y la Cuesta de Gos, en la Marina de Cope, estuvo proyectada una central nuclear. Una de las campañas opositoras, con un eco muy significativo, fue la que emprendió y llevó a cabo Paco Rabal.

Artículo en Público.es: 
La nuclear en Murcia que paró Paco Rabal

Cuesta de Gos

Muy poco queda del ambiente social y ciudadano del coto minero raíz y origen de Paco Rabal, el niño que nació en la nada y llegó a ser el actor español más internacional. Su empecinamiento y lucha por la calidad de vida de sus paisanos fueron decisivos para que la electrificación llegara hasta aquí.

Y de su deseo de que sus cenizas reposaran bajo su preferido almendro, esto es lo que queda. Una escultura en un rincón que casi se ha convertido en destino de peregrinación de muchas personas interesadas en la vida y orígenes del inolvidable e irrepetible Paco Rabal.

6. Cuesta de Gos

Esta escultura, justo donde sus cenizas permanecieron durante un año, es obra de Santiago de Santiago. Está inspirada en la última escena de la película «Pajarico», pero cambiándole el sombrero de paja por la gorra que a Paco le gustaba y que era casi un elemento de su imagen. Fue colocada coincidiendo con el primer aniversario de su fallecimiento. Prácticamente, al mismo tiempo que, de la fosa inicial, se extrajo la urna con sus cenizas, que reposan en un nicho del Cementerio Municipal de Águilas.

7. Caserón de labores mineras

Caserón de labores mineras. Cuesta de Gos, Águilas.
Caserón de labores mineras. Cuesta de Gos, Águilas.

Imagen de las ruinas del caserón matriz de la actividad minera, economía básica de esta zona, y en la que estuvo trabajando el padre de Paco Rabal hasta que el declive de su productividad, allá por 1930, hizo emigrar a la familia.